OPINION; Feminicidio un mal que afecta nuestra sociedad

POR; LIC. RAYDINA LORA
Feminicidio es un neologismo creado a través de la traducción del vocablo inglés feminicide y se refiere al asesinato de mujeres por razones de género. El término fue utilizado por primera vez en el 1976 ante el Tribunal Internacional sobre los Crímenes contra la Mujer en Bruselas, para definir las formas de violencia extrema contra la mujer.
La violencia contra la mujer es un problema muy complejo, motivado generalmente por patrones socioculturales, económicos y educativos, que van reproduciendo valores, actitudes y costumbres negativas que se mantienen de generación tras generación en la mayoría de los países del mundo. Cabe destacar que entre los graves problemas que afectan nuestra sociedad, éste tema es uno de los que reclama soluciones más urgente.
Las investigaciones y el constante monitoreo en torno al feminicidio plantean que no existe una edad en la que las mujeres se encuentran a salvo de este fenómeno. Durante el período observado, la edad de las víctimas se encuentran entre los 15 y 69 años, mientras que la de los victimarios varió desde los 18 hasta los 69. En consecuencia la edad promedio para las víctimas fue 31 años y para los agresores, 37. Los altos niveles de feminicidio que se registran en la mayoría de las sociedades modernas, se deben a la violencia extrema ejercida por hombres en contra de las mujeres y niñas. En la mayoría de los casos, las víctimas presentan signos de tortura, multilaciones, quemaduras, ensañamiento, producto de la vejación y/o violación sexual de las cuales son objeto. Los motivos que llevan a la violencia de género y al feminicidio se relacionan con la discriminación de género.
El caso más reciente en el país es el de Suzet Guillaum de nacionalidad haitiana, la cual residía en la ciudad de Puerto Plata, esta fue encontrada muerta en una construcción de dicha ciudad. De acuerdo al informe del médico legista, a la víctima le propinaron heridas múltiples, amputación en antebrazo izquierdo, herida traumática en el cráneo y otras partes del cuerpo. El causante de este lamentable hecho fue su pareja sentimental Jonas Sylvestre.
El hombre que agrede a su mujer, por lo general, tiene,  una serie de características que le diferencia de aquellos que no lo hacen, en cada uno puede darse muchas, o simplemente algunas, de las actitudes que a continuación se describen: suelen tener menos habilidades asertivas. Sus habilidades de comunicación son limitadas lo que les conduce a una falta de estrategia para resolver problemas y conflictos, carecen, igualmente, de habilidades para afrontar los problemas qué les pueden sobrevenir, padecen de aislamiento social, encontrando dificultades a la hora de confiar en las demás personas. Tienden a la vez tener una baja autoestima, lo que les causa una serie de frustración. Esta frustración es la que suele provocar su agresividad, suelen ser impulsivos y hostiles, y emocionalmente inestables, pueden padecer una gran falta de seguridad en ellos mismos o, por el contrario, una excesiva seguridad y confianza, que les hace creerse superior a los demás. Habitualmente sufren dependencia y otras alteraciones emocionales, muchos de ellos sienten una gran necesidad de dominar, lo cual acostumbran a ser machistas, celosos, posesivos y excesivamente inmaduros.
Teresa Viviano (Peruana) responsable del Registro de Feminicidio en Perú, dice que las razones que llevan el feminicidio son variadas, pero la más común son los celos. Muchos hombres agresores alegan que los celos los llevan a cometer el asesinato de sus parejas, sobre todo si se trata de una supuesta infidelidad. Otra causa que lleva a un hombre a perpetrar ese delito es la decisión de la pareja separarse, lo que no es aceptado por su agresor. Mientras que el rechazo o la negación a una relación también es motivo de ataque, la adicción a las drogas y el alcohol también se cuentan como causante de la violencia del hombre hacia la mujer.
Los artículos, informes e investigación publicadas en los medios de comunicación acerca del tema "Violencia de Género o Feminicidio" en República Dominicana, nos colocan entre los primeros países con la mayor tasa de mujeres que pierden la vida a manos de uno o varios hombres, lo que revela la necesidad de crear de modo obligatorio programas, políticas públicas y normativas jurídicas que garanticen la protección de las mujeres. Igualmente, es obligatorio, la inversión en los sistemas de educación, Salud y justicia para lograr disminuir a su mínima expresión los feminicidios en el país. También es importante destacar qué se necesita la colaboración de la familia y la escuela, para acabar con esta situación qué nos afecta como sociedad, donde los padres les proporcionen a sus hijos la idea de que los grandes amores terminan; que lo que se inicia un día no necesariamente tiene que ser para toda la vida, que nuestra supervivencia o felicidad no sólo depende de la pareja que tenemos, que en lugar de enseñar a las niñas a cuidarse de los varones, enseñen a los niños a ser responsable de sus acciones. La escuela que involucre a los docentes del área de Formación Integral y Religión a fomentar la investigación acerca del tema Violencia de Género, con el fin de ir creando conciencia a nuestros niños y jóvenes de las consecuencias que ocasiona este mal en la sociedad. A la vez los orientadores y psicólogos que se encuentran laborando en los centros educativos públicos y privados del país, integren programas educativos para estimular la resolución pacífica de conflictos. Con la finalidad de poder decir, "NI UNA MUERTE MÁS, NI UNA MUERTE INDIFERENTE".


La autora es licenciada en Orientación y Psicopedagogía.
Ciudad: San Francisco de Macorís


Related

Opinión 3069384801879932312

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item