OPINION; La verdad sobre el congresista Espaillat y Venezuela

 Mostrando Guillermo Ali Perez.jpg



Por Guillermo Alí Pérez
Activista comunitario de NY


Siempre he creído que la principal arma del periodismo es la veracidad.

Un periodista que tuerce la verdad de una información para establecer su agenda personal, se convierte en un vil manipulador de dicha información y se condena a sí mismo a perder su prestigio y credibilidad, porque tarde o temprano la verdad sale a relucir.

Externo este comentario por varios artículos publicados en medios dominicanos donde, tomando como base una carta firmada por 34 legisladores republicanos y demócratas, se lanza una sarta de acusaciones contra el congresista Adriano Espaillat que no tienen fundamento y faltan descaradamente a la verdad.

Estos “periodistas” acusan específicamente a Espaillat de participar en “una conspiración que conlleva derrocar al gobierno legítimo de Venezuela”, y de “tomar acciones que sancionen al gobierno de Venezuela”.

Cualquier persona que lea la carta, se dará inmediatamente cuenta de que la misma ni conspira para derrocar al gobierno de Venezuela ni pide sanción alguna contra el gobierno de Venezuela.

Lo que piden estos legisladores, en carta dirigida al Presidente de los Estados Unidos, sobre la base de leyes establecidas en esta nación, es que sean puestos en libertad de manera inmediata los más de 100 presos políticos del régimen del presidente Maduro, entre ellos ciudadanos estadounidenses y líderes de la oposición como Leopoldo López y Daniel Ceballos.

La misiva también pide que se sancionen a los oficiales venezolanos que son responsables por las violaciones a los derechos humanos y de corrupción, incluyendo a aquellos involucrados en la explotación de la crisis de alimentos en Venezuela, y sobre este tema se cita una investigación de la agencia de noticias The Associated Press.

La misiva solicita además una investigación exhaustiva sobre el supuesto tráfico de drogas y el presunto apoyo del nuevo vicepresidente del país, Tareck El Aissami, a grupos terroristas del Medio Oriente.

La carta fue enviada el pasado 8 de febrero. El 14 de febrero, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a Tareck El Aissami en el grupo de sancionados por su "significativo papel en el narcotráfico internacional". Las agencias involucradas en la decisión aclararon que se trata de una acción contra un individuo, no contra un gobierno, y que es el resultado de una "larga investigación".

En resumen, la carta firmada por los 34 legisladores no pide acciones contra el gobierno de Maduro, sino contra individuos involucrados en actos de corrupción y delitos que atentan contra el pueblo venezolano, y representan una amenaza para los Estados Unidos y los países de la región.

El congresista Adriano Espaillat es miembro del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, y a nadie debe extrañar que firmara una carta que busca velar por los intereses de los Estados Unidos sin dejar de lado el bienestar de los venezolanos que padecen la crisis alimentaria que afecta a su país.


La verdad siempre sale a la luz, amigos “periodistas”.

Related

Opinión 8378817773769443871

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

.

http://www.elfogondesanjuan.com/

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item