Envejeciente vivió cinco años en la calle mientras hijo vivía en su casa y su finca

POR MANUEL ANTONIO VEGA
EL SEIBO. 2 marzo.- Dominga Marte, 60 años de edad, nunca imaginó que llegaría a andar desnuda por las calles de esta provincia sufriendo una enfermedad denominada “prolapso uterino”, y a la vez sufriendo el rechazo y la burla de muchas personas en la sociedad.
Sus andanzas, producto del mal estado mental en el que se encuentra, adquirido tras un trauma posparto, así como al descuido y desahucio de sus hijos, “hicieron que durara cinco años paseándose desnuda como su madre la trajo al mundo”.
Manuel Emilio Santana Montero, fiscal de El Seibo, se enteró del caso cuando el pasado domingo la afligida mujer recorría las calles, acompañando las comparsas del carnaval seibano. “Todo el mundo la veía y se mostraba indiferente, sin imaginar que el drama que ella vive, lo pueden estar viviendo mañana cualquiera de sus espectadores”, dijo el fiscal.
Se quejó de la pobre sensibilidad humana de la gente, “que en vez de ayudar, se ríen sin inmutarse ante tan penoso drama”.
El artículo 3 de la Ley No. 352-98 sobre Protección de la Persona Envejeciente manda a que “el y la envejeciente tienen derecho a permanecer en su núcleo familiar. Su familia deberá brindarle el cuidado necesario y procurará que su estadía sea lo más placentera posible. Salvo casos calificados a juicio del Consejo, todo envejeciente tendrá derecho a permanecer conviviendo, según sea el caso, y por orden de prioridad, en el hogar de sus hijos o hijas. A falta de ellos, por ausencia o fallecimiento, la responsabilidad recaerá sobre sus nietos o nietas o sus hermanos o hermanas”.
Tras ver la mujer, el fiscal ordenó a una patrulla de la Policía Nacional llevar a la atribulada mujer al hospital “Dr. Teófilo Hernández”, donde fue ingresada y se está estabilizando médicamente, para ser sometida a una intervención quirúrgica, para extirparle el tumor anal, que le afecta.
Cuadro médico
Para el doctor Constanzo, jefe de cirugía del hospital de El Seibo, Dominga Marte, está haciendo un prolapso vaginal. Es una condición ginecológica, provocado en la mujer por los partos múltiples. Pero ella está en el grado Uno, que se puede intervenir. “El drama de Dominga es un drama muy difícil no solo para ella, sino de vergüenza para la clase médica y las autoridades de la provincia, que permitimos que esto estuviera ocurriendo”, expuso Constanzo a Diario Libre.
Tras el rescate, las autoridades médicas y judiciales se unieron en una especie de cruzada, un equipo integrado por el equipo de siquiatría, la dirección del hospital, médico legista y la fiscalía, para tratar de resolver el problema de salud que enfrenta la humilde mujer.
Explicó que la paciente está siendo estabilizada en el departamento de psiquiatría, de donde irá a la Sala de Cirugía, para someterla una intervención que termine con el drama que vive Dominga.
Reiteró que el cuadro clínico de la paciente, es una situación dolorosa que involucra un descuido de todas las autoridades en El Seibo, exceptuando al magistrado Manuel Emilio Santana, que tuvo la sensibilidad humana de tener participación activa para ayudar a la sufrida mujer.
Advirtió que para Dominga ir a la sala de cirugía necesitarán del concurso o aprobación de los hijos y familiares, quienes tienen que aprobar la operación médica.
Manifestó que se realizará una operación convencional, pero el estado de demencia de la mujer puede hacer el caso inmanejable.
Drama familiar
Tras caer en la afección vaginal Dominga Marte, entonces cayó en un estado esquizofrénico, lo que llevó a sus hijos, tres en total, a descuidarse de ella y abandonarla a la suerte de Dios.
El fiscal narró que cuando inquirió la presencia de la familia, se enteró que uno de ellos se habría adueñado de los bienes, una finca y una casa.
“Que la atienda el que se cogió la here ncia de ella estando viva”, dijo el fiscal que recibió como respuesta de uno de los hijos de Dominga.
Historia
El Prolapso se presenta cuando la matriz (útero) cae y ejerce presión en la zona vaginal.
Sale hacia afuera porque músculos, ligamentos y otras estructuras sostienen el útero en la pelvis. Si estos tejidos están débiles o estirados, el útero cae hacia la vía del parto.
Esta afección es más común en mujeres que han tenido uno o más partos vaginales.
Otros factores que pueden producir el prolapso vaginal es el envejecimiento normal, la falta de estrógenos después de la menopausia, la tos crónica y la obesidad.

El esfuerzo repetitivo para defecar debido a un estreñimiento prolongado puede empeorar el problema.

Related

Nacionales 8820190090033568862

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item