INCREÍBLE PERO CIERTO: Bebés murieron por fallas médicos y falta equipos


POR: ALTAGRACIA ORTIZ

SANTO DOMINGO.-Las muertes de los siete bebés en el hospital Jaime Mota de Barahona se debieron a una baja aplicación de los protocolos neonatales oficializados por el Ministerio de Salud, la falta de médicos especialistas las 24 horas del día, la ausencia de equipamiento en las áreas de atención neonatal y debilidades en el laboratorio clínico y el departamento de imágenes.

Así lo informaron ayer las autoridades del Ministerio de Salud y el Servicio Nacional de Salud durante una rueda de prensa en la que anunciaron la intervención del hospital y la designación de los especialistas que hacen falta.

En la rueda de prensa, encabezada por la ministra de Salud, Altagracia Guzmán Marcelino, y el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa Chupany, se explicó que en cinco de los casos los fallecimientos se produjeron por la ruptura prematura de membranas, la prematuridad y el bajo peso.

Otras fallas. El informe sobre las muertes señala que los médicos tampoco utilizan en los expedientes clínicos las herramientas básicas de atención materna y neonatal, tales como el parto grama, la historia clínica perinatal o la toma constante de signos vitales.

Otras fallas es que no se cumple con las normas de bioseguridad que debe existir en las áreas de preparto, parto, recepción de recién nacidos, cirugía y unidad de cuidados intensivos.

Lo que se hará. Ante esta situación, además de la intervención, se determinó que se capacitará al personal de salud en áreas como la reanimación avanzada, bioseguridad y los protocolos de atención.

Además solicitarán el cumplimiento de las herramientas básicas para la atención materna neonatal (parto grama, historia clínica perinatal y hoja de signos vitales).

En torno a la infraestructura, señalaron que en la reconstrucción darán prioridad a las áreas de atención materna neonatal y que van a completar el equipamiento del laboratorio y de las áreas neonatales.

Compromiso. Las autoridades de salud dijeron que esperan un mayor compromiso de los recursos humanos para que las medidas que se adoptan impacten favorablemente en la reducción de la mortalidad materna y neonatal.

Promesas. Como consecuencia de las muertes de los bebés de Barahona, las autoridades anunciaron medidas drásticas tendentes a bajar las “vergonzantes tasas” de mortalidad materna, infantil y neonatal que registra el país.

Se proponen bajar la mortalidad materna a 70 por cada 100 mil nacidos vivos, la infantil a 18 por mil nacidos vivos y el embarazo en adolescentes a un 20% (está en un 22%).

La reducción es posible, informaron, porque tras hacer un análisis sobre como evitar la mortalidad materna en el año 2017 se determinó que el 88% de las muertes son evitables y el 85% de ellas está relacionada con una inadecuada atención.

Entre las principales causas de muertes maternas, citaron, se encuentra en primer lugar la hipertensión durante el embarazo, con un 36%; la hemorragia antes del parto, y post parto, con un 10%; el embarazo terminado en aborto, con un 9% y la sepsis, con un 5%.

Por otro lado, entre las principales causas de las muertes en el periodo neonatal se resaltan el síndrome de distress respiratorio del recién nacido, sepsis neonatal, hipoxia y asfixia en el nacimiento, la neumonía congénita y las malformaciones congénitas no especificadas, las cuales representan el 75% de todas las causas de muertes neonatales.

Medidas. El plan de trabajo para reducir las muertes consta de cuatro líneas estratégicas. La primera, relacionada con la ampliación de la cobertura efectiva en salud reproductiva, materna y neonatal, enfocada en el mejoramiento de la calidad y en las principales causas de morbilidad y mortalidad materna (directas e indirectas) y neonatal, dice el documento.

Además habrá una relacionada con la disponibilidad de una red de recursos humanos calificados, integrados y adecuadamente distribuidos.

Garantizar presupuesto para las intervenciones efectivas clave de promoción, prevención y atención a las emergencias obstétricas y neonatales, está contenida en la tercera; y por último, la implementación de la vigilancia – respuesta tanto institucional como social de la mortalidad materno-neonatal.

Cesárea. A las autoridades les llama la atención, además, la forma en que se hacen los partos en el país, puesto que tienen el dato de que la proporción de partos terminados en cesáreas resultó ser en un 46% en el sector público y mucho mayor el sector privado: un 87%, porcentajes que están muy por encima del estándar de 10%, que es el recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Habrá intervenciones en diversas áreas.

Related

Salud 5000482378359948600

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Publicidad

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item