HISTORIA: Para recordar y no olvidar a nuestros prohombres, Sebastian Lemba Calembo.



Un día como hoy, 17 de  septiembre, pero del año 1547, hace 470 años, es decapitado el esclavo negro Sebastián Lemba Calembo.

SEBASTIÁN LEMBA, DIEGO DE OCAMPO y LA REVUELTA DE LOS ESCLAVOS NEGROS.
LEMBA CALEMBO.

 Nacido en África, probablemente miembro de la nación de los Lemba por parte de su madre y de los Calembo por parte de su padre, de donde quizá provenga sus apellidos. Cuando Sebastian Lemba era joven, lo capturaron en África y lo trajeron  a la isla  La Española. Debido al maltrato que se les daba a los esclavos en La Española, Sebastian Lemba Calembo y un grupo de esclavos se alzaron aproximadamente en el año 1532 y marchó a la montaña y durante unos 15 años combatió las autoridades españolas. A Sebastián Lemba Calembo y a su grupo se le fueron uniendo otros esclavos. A estos negros sublevados se le llamaban "cimarrones".

En su momento pudieron llegar a ser entre 150 y 400 hombres. Lemba Calembo dirigía a esos hombres como si fuera un ejército. Iban a cualquier poblado, atacaban a los españoles y libertaban a otros esclavos. Se movían por toda la isla. Sus palenques o manieles (caseríos) estuvieron en Higüey, Azua, Bahoruco, San Juan de la Maguana, Puerto Plata y el Seibo.

Finalmente, el 17 de septiembre de 1547 fue capturado en San Juan de la Maguana u otro lugar del sur del país. Cuando fue muerto, en acción, su cabeza fue traída  a Santo Domingo de Guzmán y colocada en una pica en la Puerta que daba al río Ozama. Puerta que durante muchos  años se le llamó "la Puerta de Lemba". 
DIEGO DE OCAMPO.

Diego de Ocampo fue el otro titán negro. Este se alzó en las serranías cuyo pico mayor ha conservado su nombre. Ahí estuvo, en la Cordillera Septentrional, comandando a un grupo de los de su raza, alzado por más de 10 años. Ocasión hubo en que acosado por los españoles, atravesó la Cordillera Central para sumarse a Lemba. Juntos lucharon contra la esclavitud española, allá por 1546. Mejor dicho, ya para 1547 Ocampo tenía más de 10 años en rebeldía.

 En honor a Diego de Ocampo se le  dio el nombre al  pico más alto de la cordillera  Septentrional del Cibao, con una  altitud de 1249 metros sobre el nivel del mar, a cuya falda se encuentra la ciudad de Santiago de los Caballeros.

Antes de desarrollarse la industria azucarera en la isla la existencia de esclavos era mínima  y fue Fray Bartolomé de las Casas y los padres Dominicos, que sugirieron que se trajesen negros esclavos africanos, para que se aliviara la suerte de los indios, quienes no resistían las duras condiciones de trabajo en los ingenios y trapiches.

También los encomenderos solicitaron a los padres Jerónimos la traída de esclavos con el fin de ponerlos a trabajar en los ingenios. Los esclavos fueron obligados a realizar una intensa labor física en los ingenios, eran castigados de forma severa e injustificada, por lo que esta situación los llevó a rebelarse y a fugarse. La insurrección de los negros era denominada Cimarronada y las aldeas que formaban en las sierra eran llamadas Palenques o Manieles. La primera insurrección en el nuevo mundo tuvo lugar el 26 de diciembre de 1522, cuando unos 40 miembros de la tribu de los Gelofes incendiaron el ingenio de Diego Colón y doña María de Toledo llamado La Nueva Isabela, situado a orillas del rio Nizao, y también  un hato de Melchor de Castro, dando  muerte a 12 españoles.

Los insurrectos fueron alcanzados antes de llegar a Azua por Melchor de Castro y un grupo de colonos, quienes los derrotaron y les causaron seis muertos y muchos heridos. Varios de los que sobrevivieron al combate fueron ahorcados a lo largo del camino Nizao-Haina, que era la principal zona cañera en la época, y sus cadáveres fueron dejados allí para intimidar a los demás y renunciasen a toda idea de rebelión.

Luego para 1542-1546 hubo otra gran insurrección de centenares de esclavos negros; los esclavistas llegaron a temer que los insurrectos se apoderaran de toda la isla. Para evitar que esto sucediera Carlos I destituyó de la gobernación al sacerdote licenciado Alonso de Fuen Mayor, y nombró en ese cargo a un experimentado militar enviado desde España, Alonso López de Serrato. A su llegada éste hizo una especie de tregua táctica para organizar cuadrillas antiguerrilleras que una vez listos para el combate, se dedicaron a asaltar los palenques, y a matar a todos los seres humanos que encontraran en ellos.

Otros líderes negros sublevados juntos con Lemba y Ocampo fueron Juan de Vaquero, Diego de Guzmán, Fernando Montoro y otros. 

Diego Guzmán fue uno de los primeros en caer abatido en 1545 y a Sebastián Lemba lo mató un esclavo a quien se le dio la libertad por ese hecho. El otro fue Juan Vaquero, abatido en 1554.

Nunca es tarde para recordar a los prohombres de antaño, que con su heroísmo y ansias de libertad fueron moldeando el  carácter y la personalidad de lo que un día serían los hombres y mujeres de una nación indoblegable, rebelde, corajuda, decidida a no ser  esclava ni avasallada por nación extraña.

 En Guarocuya, Lemba Calembo y Diego Ocampo tenemos los descendientes, por donde corre  sangre de sus sangres, el orgullo de ser parientes lejanos, pero parientes al fin, de tan grandes hombres que escribieron la  primera historia de nativos y esclavos negros del Nuevo Mundo que se levantan y pelean contra las injusticias, maltratos  y los abusos de la potencia española
¡ASÍ PIENSO. ASÍ ACTÚO!

Related

Opinión 1832266542971476588

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item