OPINION; Los jóvenes no están perdidos, los adultos están ausentes




POR; LIC. RAYDINA LORA

 Hay un cambio en el esquema de la familia, en las décadas anteriores
el esquema de la familia estaba rígidamente definido.

El padre representaba el papel de la autoridad y el orden, marcaba las
normas que regían la vida familiar y era el encargado de proporcionar
los medios económicos para el mantenimiento de la familia; la madre,
en un segundo plano, representaba la dedicación diaria, cuidaba a la
familia y atendía sus necesidades, se ocupaba de la economía
doméstica, y los hijos seguían las directrices marcadas por los padres
hasta que se independizaban.

Hoy, la sociedad es democrática, la cual se basa en un principio de
igualdad social, este cambio nos ha afectado no sólo a la vida
política, sino también a las actitudes de los miembros que forman la
sociedad.

La familia se siente desorientada y ha experimentado un proceso de
ajuste, ya que los modelos y la estructura son diversos y la
organización no cuenta con roles definidos.

La familia necesita que los padres ejerzan la autoridad para que los
hijos encuentren protección, enseñanza, orientación, disciplina, y la
sensación de seguridad emocional.

Pero, es evidente que una gran cantidad de padres o tutores, solo se
preocupan por darle las cosas materiales, (lujos, celulares de última
generación, tabletas, pasolas, dinero y ropas caras), para que estos
estén a nivel de sus "amigos”, pero ¿Qué pasará en el mañana, cuando
esa juventud ya no esté? lo estamos convirtiendo en jóvenes
insensibles, inconscientes, y sin visión.

Debemos reflexionar y preguntarnos, que estamos haciendo con nuestros
hijos, lo estamos educando correctamente, les estamos inculcando los
valores y principios que adornan a un buen ser humano; púes creo que
no, hay que ver la gran cantidad de jovencitas que sostienen
relaciones sexuales sin estar debidamente preparada, muchos embarazos
en la adolescencia, los jóvenes hundido en el mundo de las drogas, los
vicios, el alcohol, el irrespeto y otras actitudes negativas que están
teniendo nuestros jóvenes hoy en día.

Y es que en una sociedad donde la familia como núcleo principal,  no
esté sustentada sobre la base de los principios, de la verdad, la
honestidad, el civismo, el respeto, la educación, los valores morales,
paz, solidaridad, jamás vamos a tener hombres y mujeres de bien,
respetuoso de las leyes, solidarios, con civismo y amor patriótico.

  Ya es hora, la familia debe de reencontrarse con los valores, que
hacen de ella el centro y fortaleza de toda sociedad civilizada
comprometida con una nueva República Dominicana, donde reine la paz,
la solidaridad, el trabajo honesto, la equidad y la justicia social.

La autora es Licenciada en Orientación y Psicopedagogía.

Related

Opinión 1473828953568536090

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

LAS MAS LEÍDAS DE LA ULTIMA SEMANA

LAS MÁS POPULARES

Traductor de google

Siguenos en Twitter

.

http://www.elfogondesanjuan.com/

Síguenos en Facebook

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

Google+ Followers

contador de visitas


contador de visitas para web
item