ARTICULO: La derrota de Hanoi Sanchez


Cuando la voluntad popular se impone y los pueblos gritan, no hay negociaciones de aposento, ni maniobras, ni señalamiento, ni truchimanerias, ni represión, pero mucho menos los chantajes de darle la gota y caer largo a largo. Los compañeros del Partido de la Liberación Dominicana  y aliados se cansaron de que la actual (aun) alcaldesa Hanói Sánchez  y un grupito de regidores pensaran que esa eran una herencia de sus ancestros.

En este proceso interno del Partido de la Liberación Dominicana, Hanói  y su grupito  buscaban su  reelección nuevamente, dándose una feroz  lucha, poniéndose  está al rojo vivo y los nervios de la alcaldesa  de puntas, de puntas, ¿y de puntas porque? sencillamente porque LENIN DE LA ROSA un muchacho fresco al paladar de la preferencia electoral, joven de visión, con proyectos inclusivos,   ¿porque inclusivo?     Porque el joven LENIN DE LA ROSA  está claro que una gestión municipal es para todos y todas, jóvenes, niño, mujeres sector público, privado en fin sin predilectos o serviles. Por eso y más fue electo democráticamente el joven Lenin de la Rosa.

La actual alcaldesa HANOI  SANCHEZ  en ese momento en que la voluntad popular se impuso y decidió que era Lenin  de la Rosa su próximo alcalde,  donde ella  tenía que demostrar su tan  amado  patriotismo, ciudadanos de bien, pero más que eso ser agradecida del partido sumándose a trabajar por quienes en su memento lo hicieran también por ella para que perdurara todo ese tiempo en el poder. Pero no siendo el  (PLD) Que la saco del anonimato y la llevo donde ella quiso (dándole patatu y sirimba para chantajear y lograr perpetuarse).


 Pero, fue aquí donde ella saco sus descendencias reformista, donde quedó evidenciado que peledeista nunca fue, que solo fue  la alcaldesa  objeto de los acuerdos políticos y la circunstancias. Y sácate desde que le dieron su pela y perdió salió huyendo como gata herida-.

Según mi criterio la dolida  Hanói no supo interpretar la tan leída obra de Robot Grane Las 48 Leyes del Poder  y les hago su recuento  solo de algunos numerales que sin ánimo de criticar al autor, pero si a la estimada Hanói:

Ley 4. Decir menos de lo necesario. Se intenta impresionar a la gente con las palabras, cuanto más se dice, más ordinario se parece y menos se controla la situación. La gente poderosa impresiona e intimida diciendo poco. Cuanto más se dice, más posibilidades hay de soltar una tontería.

Y de eso sí que ella era eficaz en no tener control en lo que decía.

Ley 6. Llamar la atención a toda costa. Todo se juzga por la apariencia; lo que no se ve no tiene valor. Por lo tanto, no es bueno perderse entre la muchedumbre ni quedar en el olvido. Hay que destacar. Llamar la atención a toda costa. Es mejor ser atacado o difamado que ignorado.

No supo llamar la atención, se perdió en sus laureles y le costó su herencia Municipal.


Ley 9. Ganar a través de la acción, nunca de la discusión. Cualquier triunfo momentáneo obtenido por una discusión no es más que una victoria pírrica: el resentimiento y la animadversión que se crean son más fuertes y duraderos que cualquier cambio momentáneo de parecer. Tiene mucho más poder hacer que los demás cambien de opinión a través de las acciones, sin decir una palabra. Hay que demostrar, no explicar.

Nunca pensó perder, nunca pensó en la pela que le daría Lenin de la Rosa cambio el término y quiso ganar a través de la discusión y la ofensa.

Ley 20. No comprometerse con nadie. Es idiota el que se apresura a tomar partido. No se debe estar a favor de otra causa que no sea la propia. Si se mantiene la independencia, se llegará a mandar sobre los demás poniendo a unos en contra de los otros, haciéndoles ir tras ese poder.

Otro error que le costó el cargo el comprometerse con todo el que no le sumaba en su posición que se la dio el PLD.

Ley 22. Utilizar la táctica de la rendición: convertir la debilidad en poder. Cuando se está en la posición más débil, nunca se debe luchar por el honor; hay que capitular. La rendición da tiempo para recuperarse, tiempo para atormentar e irritar al vencedor, tiempo para esperar a que su poder decaiga.

 No hay que darle la satisfacción de luchar y vencer: es mejor rendirse primero. Ofrecer la otra mejilla enfurece y desestabiliza al enemigo. Hay que convertir la rendición en un instrumento de poder.
Cosa esta que no supo hacer y se largó a otra guarida pensando que allí le será fácil ganar. Un error el pensar que el poder lo tiene ella.

 Ley 29. Planear todo el camino hasta el final. La conclusión lo es todo. Hay que planear todo el camino que conduce hasta ella, teniendo en cuenta todas las posibles consecuencias, obstáculos y quiebros de la fortuna que pueden revertir el trabajo duro y proporcionar la gloria a otros.

 Si se planea teniendo en cuenta el final, uno no se verá abrumado por las circunstancias y sabrá cuando parar. Hay que guiar la fortuna con suavidad y ayudar a determinar el futuro pensado con antelación.
Su planificación tuvo margen de error de 100 x100

 Ley 34. Ser regio en el comportamiento: actuar como un rey para ser tratado como tal. La manera en que uno se comporta determina el tratamiento que recibe: a largo plazo, tener una apariencia vulgar o corriente hará que la gente pierda el respeto por esa persona. Porque un rey se respeta a sí mismo e inspira este sentimiento en otros. Al actuar de manera regia y confiada, uno parece destinado a ceñir una corona.

No aprendió a respetarse a sí misma por ende nunca respeto a los demás y fue esa falta de respeto a los demás que la llevo a la derrota contundente que tubo. Su reinado quedo claro que nunca suyo fue

Solo quise enumerar algunas de estas leyes que de nada le sirvieron  a HANOI SÁNCHEZ.

Que no entendió, que no fue que nos hemos vuelto  locos o irresponsables en términos electorales, simplemente nos cansamos de sus altanerías e irrespeto a los munícipes. 

Que ahora dicha inteligencia se está manifestando de forma mucha más sutil y compleja por medio de una fragmentación electoral que lleva implícito un mensaje político más profundo. 

Y que le puso de manifiesto que ella no era eterna en la posición, que el PLD  la puso y el PLD la quito con el favor del pueblo y que sirva de lección a otros. Demostró la señora Hanói que nunca vivió para servir como decía, quiso ser grande sin servir a los demás, pero si sirviéndose de los demás. LENIN DE LA ROSA será un precedente en la historia del ayuntamiento Municipal de San Juan de la Maguana.

POR MERCEDES ROA, M.A
10/01/2020

Related

Opinión 4360683180739207263

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item