ESTAMPA SANJUANERA: EN LOS TIEMPO DE PANCRACIO “LA BESTIA”

Por: José de la Rosa

…Pancracio gustaba mostrar su cuerpo atlético bien formado. Era de los mejores en el de porte de la lucha libre en San Juan… eran muchos los hombres que sentían envidias de su suerte. Otros les prohibían a sus mujeres hasta mirar a Pancracio no vaya hacer que mirándolo se enamoran de él.

Basurita hacía poco que había llegado al pueblo proveniente de la Maguana, era un hombre delgado y por desgracia de estatura pequeña era como decían el negro Chemi un “meñique”
Basurita contaba a sus vecinos hazañas inventadas, que supuestamente él había librado que lo presentaba como un come hombre.

— ¡Mirándolo de nuevo verdad!
–Señalo y agrego-, mujer no haga que le desgracie la vida a ese tipo vanidoso, que se cree rica batida, de esa que hacen en la barra el “Punto” y no es ni un las aguas de tenis que, vende “Enrique Mabí”

—Pero hombre los ojos son pa’ mira, además no lo estaba mirando a él, miraba al que lo al compaña que se parece a Miguel mi hermano.

—No lo creo. No lo creo, era a él.
Casi todos los días Francia, soportaba una suerte descarga de insulto inmediatamente Pancracio pasaba por la calle… algunas veces Francia estaba en la cocina y Basurita veía que Pancracio venía y le grita a su mujer:

— ¡Corre ven haber, ahí viene el amor de tu vida!

De tanto aguantar un días se Monto en un viaje con Papen y a la capital fue aparar dejando abandonado al necio de su marido.

Basurita busco hasta de bajo de la tierra y no la halló a su mujer.

Y cayó en depresión del hombre abandonado, desde que llegaba del mercado donde trabaja se encerraba a beber y a escuchar las canciones de “Luis Segura”, pero ese día ahogó sus penas en la barra de Víctor kinkon y llego a su casa dando cambios de pie, se pego de la mamajuana y se quedo dormido cuando despertó se atento buscando un cuchillito que compro, lo encontró el bolsillo de atrás y volvió a beber de la mamajuana al rato abrió la puesta de un punta pie con el cuchillito en la mano mientras decía tirando puñaladas al aire:

“¡Con este cuchillito Mato hoy a Pancracio! ¡Con este cuchillito Mato hoy a Pancracio!, ¡Con este cuchillito Mato hoy a Pancracio!”

La dueña de la casa que se llego a creer la historia que le contaba su inquilino, corrió avisarle a Pancracio lo que estaba sucediendo para evitar una desgracia.

Pancracio inmediatamente llego al lugar encontrando a Basurita tirando puñaladas al aire mientras decía: “Con este cuchillito Mato hoy a Pancracio”
Pancracio agarro a Basurita por el cogote lo alzó y le pregunto:

— ¿A quíen es que tú hoy va a matar?

Basurita abrió sus ojos, vio que era Pancracio que lo tenía alzado y solo dijo:

— ¡Ah…, el borracho que habla disparate! 

Related

Opinión 5983045581634077965

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item