Réquiem por la Profesora Hilda Pérez

Por: Rubén Moreta

La muerte nos bambolea silenciosamente. Nos asecha y se presenta en visita fugaz causándonos angustia y dolor.  Pero hay muertos que duelen más que otros.  Proclamo a gritos que cuando muere un maestro o maestra la patria toda se enluta y entristece por la partida de un forjador de conciencia. Las lágrimas se hacen ríos y el dolor se torna incompasivo.
Tristemente, el sábado 20 de junio de 2020 se despidió de la morada terrenal una brillante educadora sanjuanera: Doña Hilda Pérez, a la edad de 97 años.  La provincia de San Juan tuvo en ella, durante la segunda mitad del siglo XX, a una de sus más prestantes e influyentes educadoras.
De naturaleza activa, Doña Hilda Pérez fue una líder natural que solo fue lo que quiso ser: una buena maestra.
Su siembra cognitiva fue fructuosa e impecable en la zona rural.  Por sus méritos la sección Las Zanjas, donde concluyó su labor docente de casi cuatro décadas, designo la escuela con su nombre.  
Isabel Allende con su pluma prodigiosa escribió una vez que “la muerte no existe, la gente sólo muere cuando la olvidan; si puedes recordarme, siempre estaré contigo”.
Los profesores si su labor es fecunda, se convierten en inmortales y la Profesora Hilda Pérez, por su magnífica impronta será recordada eternamente. 
Honor a quien honor merece. Salve Profesora Hilda Pérez.   
El autor es Periodista.

Related

Noticias 572383708089490395

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item