ARTICULO: Para mi hija Leandra Ortiz Ybert

Por: Leandro Ortiz de la Rosa 

Abogado-Periodista y Papá...

Hoy para tI escribo estas líneas consciente de tú fortaleza y gran preparación profesional que te preparan para la vida en aquel momento en que Yo haga una parada o un alto en el camino.

¿Por qué aunque nada cambie, si yo cambio, todo cambia? La pregunta, no es para los más es para los menos, la interrogante que leemos, pero que ni se entiende y, a veces sí se entiende pero no se aplica.

En todos los años tenemos situaciones buenas y malas, nos ocurren cosas de las que somos responsables por comisión u omisión. En nuestro paso por la vida asumimos conductas que definen generalmente los resultados.

Todos tenemos nuestras limitaciones, talentos y virtudes; debemos siempre aspirar a ser buenos hijos, amigos, papá, profesional, ciudadanos y cumplir nuestros deberes. Eso nos llena de paz. Ahí radica la verdadera riqueza.

Dentro de los pilares que el individuo tendrá a bien desarrollar se encuentran: El amor al prójimo, lo espiritual, a los buenos amigos, a la familia, el servicio a los demás, y al trabajo. Todo ello redunda en la superación personal por medio del estudio. 

Por todo lo anterior se hace necesario hacer en nuestro interior algunas interrogantes para que cada año nuestras metas sean cumplidas y en cada final hacer el auto informe de gestión que permita la auto evaluación para así tratar que cada año nuestras metas sean cumplidas, a seguida enumero algunas preguntas: 

¿En qué medidas los objetivos que nos propusimos fueron alcanzados? ¿Cuales fueron obtenidos con profundo éxitos? ¿Cuales fueron nuestras debilidades que impidieron lograr otros? ¿De nuestros triunfos y derrotas cuales enseñanzas nos dejaron? ¿Qué nos falta por hacer o no hacer en pos de seguir hacia adelante? ¿Fue nuestro comportamiento el más adecuado en determinadas circunstancias? ¿Qué forma debemos mejorar para  enfrentar las adversidades que nos permitan con menor esfuerzos obtener la victoria?

En cada Navidad busquemo el momento de soledad, en un ambiente natural, sin escándalos no distractores, para poder ser mejores personas en cada año que se avecina; la manera más loable es ayudar y entender a los demás, y en especial a los que están a nuestro lado, que de esos no pocos se olvidan.

Con todas estas reflexiones llevada a una practica de vida, seguros de que nuestro avance como personas redundará en todo el accionar de nuestra vida, que en alguna medida, nos  hará tener una Patria más justa. 

En esta y otras navidades vamos a convertir los circulos viciosos en circulos virtuosos, y así aprovechemos la Navidad para encontrarnos a nosotros mismos para ser útiles al prójimo. 

Es una practica para todos aquellos  que debemos mantener durante todo el año en cada espacio y en cada momento que a cada  instante nos llega y más allá, sera ello lo que nos haga ser perseverantes. Repito Aunque nada cambie, si yo cambio todo cambia.

Related

Opinión 8541989727493055094

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon



PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item