¿Qué pasará con RD y otros países que no firmaron el pacto migratorio de la ONU?

POR: JAVIER OTAZU

El mundo necesita de mucha pedagogía para que las sociedades pierdan el miedo a la migración y comprendan que la diversidad “no hay que sufrirla, sino disfrutarla”, dijo en una entrevista con Efe la presidenta de la Asamblea General de la ONU, la ecuatoriana María Fernanda Espinosa.



Señaló que diez países (Hungría, Austria, Israel, República Checa, Eslovaquia, Polonia, Lituania, Australia, República Dominicana y Chile) rechazaron adoptar el pacto migratorio mundial, mientras Bulgaria, Estonia, Italia, Eslovenia y Suiza pidieron más tiempo antes de tomar una decisión. Estados Unidos, por su parte, se negó a sumarse desde el principio.

Te recomendamos: Más de 150 países firman el Pacto Migratorio mundial de la ONU
Presente en Marrakech para la cumbre en que ayer se adoptó el Pacto Global para una migración regular, segura y ordenada, Espinosa comienza reconociendo que sobre este documento -boicoteado por una decena de países, con Estados Unidos a la cabeza- ha habido “mucha desinformación”, además de “campañas malintencionadas”.


La pedagogía debe hacerse primero sobre “lo que es y no es el pacto”, un trabajo que deben hacer los medios de comunicación, los Estados, los partidos y la sociedad civil en general para recordar que no es jurídicamente vinculante y se parece más a un “gran menú de opciones”.


Pero en general -insiste Espinosa- la pedagogía debe ir más lejos y demostrar antes que nada que la emigración “es parte de la historia de la Humanidad” porque “no hay país que no sea de origen, tránsito o destino” de migrantes.


“Los niños en las escuelas deberían aprender lo que es vivir con tolerancia y respeto a la diferencia, entender que la diversidad no hay que sufrirla, sino disfrutarla (porque) las sociedades más diversas son más ricas. No se trata de imponer una visión del mundo, sino que es así”, señala la presidenta de la Asamblea, en el cargo desde el pasado junio.


“No hay que naturalizar los discursos de odio y xenofobia -continúa-. Me espanta ver el resurgimiento de los nacionalismos extremos, y contra ellos no hay mejor antídoto que la acción colectiva y el multilateralismo”.


Espinosa lamenta que esos brotes de xenofobia se produzcan “dolorosamente” en varios lugares del mundo y no solo en Europa, y opina que contra ellos “la educación tiene un rol fundamental”.


Con respecto a las reticencias que el pacto ha despertado y que ha llevado a varios países a abandonarlo, Espinosa se muestra optimista: “Hay países que no están listos; pues bien, que se tomen el tiempo necesario, hay que respetar sus ritmos internos (…) Poco a poco los países que no están listos se irán sumando al esfuerzo colectivo”.


Su optimismo lo hizo extensivo incluso a Estados Unidos, el país que desde un primer momento se opuso al pacto porque merma supuestamente su soberanía: “En el momento en que la situación lo amerite y Estados Unidos piense que (el pacto) es una herramienta útil, pues será muy bienvenido”.


La diplomática ecuatoriana cree que cada vez más países van a ver la utilidad del pacto porque “el tema de la emigración es por esencia transfronterizo y ningún país puede abordarlo solo: se necesitan espacios de cooperación. No importa si un país es grande o pequeño, se necesita conversar entre países de origen y tránsito”, reflexiona.


Uno de los efectos concretos que ha generado -apunta Espinosa- es el pacto integral por el desarrollo del llamado “triángulo norte” centroamericano entre México, Guatemala, Honduras y El Salvador, presentado ayer en Marrakech como un ejemplo de acuerdo que nace bajo los auspicios del nuevo pacto.


De igual modo, destaca que en el continente africano -donde el 80% de flujos migratorios son intraafricanos- existe ya una política emprendida por la Unión Africana, con un programa y ciertos acuerdos, que van a caber bajo el “paraguas abarcador” del pacto, siempre permitiendo que cada país adopte todos o solo algunos de sus 23 puntos.


Esos dos ejemplos concretos significan que el pacto ya está siendo ejecutado por algunos Estados, dice Espinosa, antes de precisar que el 19 de diciembre próximo el plenario de la Asamblea General de la ONU asumirá rmalmente el texto, tras lo cual ella como presidenta tendrá el mandato de elegir a dos cofacilitadores que desarrollen su hoja de ruta.

Related

Nacionales 1101040395233492819

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

PUBLICIDAD

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Síguenos por Email

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

contador de visitas


contador de visitas para web

LAS MAS LEIDAS

item