ANÁLISIS: ¿Seguirán las protestas tras anunciarse la investigación al voto automatizado?


POR: ELI HEILIGER
El pedido del Gobierno a la Organización de Estados Americanos (OEA) para realizar una auditoría al voto automatizado busca desactivar las protestas que desde el domingo 16 se llevan cabo en demanda de una explicación creíble de lo ocurrido que obligó a suspender las elecciones municipales.
En ese sentido, se inscribe también la decisión de la Junta Central Electoral de suspender a su director de Cómputos, Miguel Ángel García, para que la investigación se ejecute con la mayor objetividad.
Ambas decisiones se producen luego de una semana de protestas encabezadas por diversos sectores desde la sociedad civil, partidos opositores y un nuevo sujeto social que la mayoría identifica como los “jóvenes”, que en la capital levantan su voz pacíficamente en la plaza Independencia frente a la sede de la Junta Central Electoral.
Estas mismas protestas se verifican frente a las juntas electorales municipales y fuera del país donde existe la diáspora dominicana. El jueves pasado catorce partidos de la oposición convocaron, para este domingo, a la “Gran Marcha por la Democracia” que recorrerá varias cuadras de la avenida 27 de febrero hasta concluir en la Plaza Independencia.
Un elemento novedoso de las protestas a destacar es la incorporación a la misma de varios artistas que han manifestado solidaridad con los que reclaman la celebración de elecciones libres, entre los cuales figura Mozart La para, Omega, Lápiz Consiente, Don Miguelo. La actriz dominicana Zoé Saldaña invitó, desde Estados Unidos, a participar en las protestas.
Hasta el cabo de la Policía, José de Jesús Bautista se incorporó a las protestas en la plaza Independencia y desde un micrófono tarareó: “Yo no aguanto esto, ya yo estoy deseperao’; mi país es rico, pero mal administrao’”. Varios artistas han hecho canciones de respaldo a las manifestaciones y es notoria la chispa de creatividad en las pancartas que se exhiben.
A todo ello se une el apresamiento del técnico telefónico Manuel Regalado Martínez y el coronel de la Policía Nacional, Ramón Antonio Guzmán Peralta, para ser investigados por la Procuraduría General de la República. Esta investigación fue calificada como un chivo expiatorio para ocultar a los verdaderos culpables de la intervención de los equipos del voto automatizado. Hasta el propio gobierno ordenó su suspensión el viernes pasado.
Además, la población no asimiló que en la investigación de la Procuraduría y la Policía se dejara fuera al coronel Fuji Maruyama, quien según el técnico telefónico, intentó penetrar, de manera sospechosa, a un local donde se reguardaban equipos fundamentales para celebrar las elecciones para lo cual solicitó un uniforme de una empresa telefónica.
El viernes y sábado por la noche, en los sectores de Piantini, Naco y otros lugares donde reside la clase media alta, se llevaron a cabo cacerolazos en protestas por lo que entienden fraude electoral. Es significativo que a estas protestas se incorporen sectores que antes permanecían al margen de este tipo de demandas. Ese fenómeno se registra desde el inicio de la Marcha Verde, que irrumpió en el escenario nacional el 22 de enero de 2017 cuando miles de ciudadanos salieron a las calles en demanda del cese de la impunidad.
Ese estado de protestas ha provocado la intervención de sectores importantes de la sociedad como la Iglesia católica y los empresarios que por distintas vías exhortaron al diálogo para fortalecer la democracia a fin de mantener el clima democracia y no afectar el desarrollo de la economía.
¿Aislado?
Luego del fallido el intento de celebrar las elecciones municipales el Partido de la Liberación Dominicana quedó aislado políticamente, a la defensiva con las protestas, por lo cual el pedido del presidente Danilo Medina a la OEA busca romper ese cerco.
Uno de los factores que contribuyeron a ese aislamiento fue el hecho de que el oficialismo nunca pudo romper la percepción que tienen amplios sectores de la población en el sentido de que no está al margen del fracaso de las elecciones.
La decisión de permitir que la OEA, de triste recordación para los dominicanos por su justificación en abril de 1965 de la intervención militar estadounidense, haga una investigación, podría contribuir a bajar la presión que tiene el gobierno hoy, sobre todo por parte de los partidos, algunos de los cuales han visto como buena la investigación y además están abocados a prepararse para participar en las elecciones del 15 de marzo.
Empero, la pregunta que muchos se hacen es si se logrará neutralizar a los jóvenes que desde el domingo pasado protestan, en una acción que aparentemente luce espontánea, aunque se sabe que detrás de la misma pueden estar diversos sectores, sobre todo de izquierda.

Related

Opinión 2408747576839265130

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item