ARTICULO: UN MOMENTO PARA REFLEXIONAR



Por: Mercedes Roa, M.A

Es deprimente y angustiante la situación que estamos atravesando en el mundo.  De pronto nuestras vidas cambiaron, se paralización todas las actividades, el miedo nos ha ido invadiendo, la angustia se ha apoderado de cada uno de nosotros y hasta hemos tenido momentos en que hasta hemos perdido la fe.

Llego como ladrón en la noche, como enemigo mortal de la humanidad, EL CORONAVIRUS llega de pronto como un enemigo mortal que viene acabando con la estabilidad y  la vida de la gente.  Las familias se sienten abatidas y temerosas, la economía se tambalea.

Este virus no sabemos cómo,  donde, cuando, ni como acabara.   Pero, lo que si estamos seguros es que nos está  dando una lección y es que los seres humanos somos extremadamente frágiles, que en definitiva sin la mano de Dios no somos nada, que de nada nos sirve El Dinero, La Vanidad, La Altanería,  que de nada sirve  lo terrenal.

Pienso que este momento es el mejor espacio para hacer un alto en nuestras vidas y reflexionar en este momento donde vemos que no podemos abrazar, besar, o quizás simplemente no podemos dar ni unapretón de manos a nuestros seres queridos.   

Pienso en mi humilde opinión que este es el mejor momento de inclinar nuestras cabezas y de rodilla frente al altísimo pedir perdón y perdonar. Necesitamos dar amor más que recibir, sin egoísmo ni limitaciones, vamos a orar por todos.

Desde casa tu puedes apoyar, el peligro está en cada esquina, en cada lugar que tú no puedes ver.

QUÉDATE EN CASA,  PIENSA EN LOS DEMÁS ya que habemos personas que somos más vulnerables que otras, por eso debemos pensar en este momento en los demás, en los que dejamos en casa.

Piensa en aquello que no tienen donde guarecerse, no te quejes del tiempo que tienes en casa, aprovecha a tus seres queridos que tú los tienes a tu  lado.  

Piensas cuantas personas en estos momentos quisieran estar al lado de sus seres queridos en estos momentos de angustia. PIÉNSALO,  PERO, QUÉDATE EN CASA.

Porque solo nos queda pedir con devoción a Dios y oraremos sacando toda codicia, egoísmo, envidia, Sanemos nuestros corazones. 

Vamos a partir de este momento hacer cambios en nuestras vidas y ser mejores mortales, tomando las enseñanzas de Jesucristo nuestro amadísimo padre. 

QUEDÉMONOS EN CASA



Related

Opinión 681067426404557181

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item