ARTICULO: Las parcelas agrarias de Guanito, San Juan

POR: CRISTIAN HIDALGO

La pasada semana se hizo viral la disposición del señor presidente de la República, Luís Abinader de revocar las asignaciones que había hecho el Instituto Agrario Dominicano (IAD), a favor de una veintena de ciudadanos del municipio San Juan de la Maguana, que a su vez son dirigentes medios y de base del PRM, así como empleados o funcionarios del actual gobierno, luego de denuncias enarboladas por comunitarios de que se trataba de un despojo a parceleros posesionados por la pasada gestión gubernamental.
Como ciudadano a quien me duele mi país, recibo con beneplácito y aplaudo a todo pulmón tener a un presidente íntegro, correcto e impoluto que no apoya las malas acciones de sus subordinados, que dirige la nación apegado a principios éticos y morales; y sobre todas las cosas que no le tiembla el pulso para tomar decisiones, sin importar que los perjudicados sean los suyos.
Por otro lado, si es cierto que saludo el correcto proceder del primer mandatario, no menos cierto es que en el caso específico de San Juan, entiendo se excedió e hizo una tormenta en un vaso de agua con algo que pudo resolver instruyendo al director general revocar esas asignaciones; y si quería sentar un precedente que les quedara claro a sus subordinados, que sean desvinculados del tren gubernamental todos los funcionarios del IAD que tuvieron participación en esas designaciones (no los beneficiarios de las parcelas).
Anunciar al país la revocación de las asignaciones y la cancelación definitiva de los favorecidos con esas finquitas como servidores públicos; fue una decisión muy ligera, populista y show mediático que solo procura mantener elevados los niveles de percepción popular que hasta ahora ha exhibido el señor presidente, en detrimento de todos los hombres y mujeres que lo han dado todo para llevar a ese partido a gobernar el país; es por ello que sus números están por encima de su propio partido.
He leído comentarios de algunos que aún no se sienten complacidos con la correcta revocación de las asignaciones y la ligera medida de disponer sus cancelaciones, sino que además piden que esos humildes sanjuaneros, con los que diariamente nos vemos la cara en el patio, padres de familias, sean procesados judicialmente. Quienes eso pretenden, son esos mismos personajes que hace 8 años mientras disfrutaban de las mieles del poder, miraban con desdén y por encima del hombro a aquellos que durante 16 años se mantuvieron firmes en su partido, buscando los votos para llevarlo al poder.
Los seres humanos debemos ser formados en valores; si es cierto que la honradez es uno de ellos, no menos importancia tiene el valor de la gratitud. El presidente se ha comportado como un ingrato con esos hombres que han aguantado de todo para llevarlo a él a la presidencia de la República. Hipólito Mejía tiene muchos defectos, pero la lealtad a los suyos es un valor que hay que reconocerle. La revocación de las parcelas la aplaudo, pero la cancelación de sus puestos de trabajo es una medida populista que jamás le compraré el señor presidente.
Jamás debe olvidar el señor presidente, que la percepción popular es muy buena, pero inestable; en una etapa lo percibe como el más grande de los dominicanos, pero en un abrir y cerrar de ojos, en cualquier momento que se produzca un desliz que cambie esa percepción, le pasará como a los hombres que maltratan a sus esposas y familia por congraciarse con las queridas; cuando caen en desgracia, todos le dan la espalda y los únicos que se mantienen a su lado son precisamente esos a quienes tanto ha maltratado.
Fuente: artículo original publicado en Notificado

Related

Opinión 5355282455440530287

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Vistas de página en total

LAS MAS LEIDAS

item