ARTÍCULO: Pastora Guzmán en una encerrona

Buenos días sería bueno que vean la entrevista que le hiciera el comunicador Víctor Gómez Casanovas a la pastora Rossy Guzmán desde una perspectiva del análisis de su lenguaje corporal, gestual y el lenguaje oral, por cierto como una abogada litigante que fue, y predicadora que ES, tiene un amplio dominio del lenguaje.

Después de haber sido prestamista y se confesó usurera dejó  el negocio para dedicarse a la inmobiliaria, la construcción, ganadería, avicultura y otras actividades lucrativas a través de la Iglesia.

Desde el 2015, hasta la fecha obtiene un crecimiento económico de poder convertir sus empresas con capitales de millones en dólar donde ella es la mayor accionista. Es ahí donde viene la interrogante si se le puede servir a dos amos, al dios del dinero o al Dios verdadero.

La religiosa niega además la vinculación de sus empresas con el General Adán Cáceres, todo ésto se convierte en un plato fuerte en término de investigación para los fiscales encargados de la investigación dirigida a determinar por un lado si existió un vínculo entre el exjefe del Cuerpo de Ayudantes y las empresas que maneja la servidora  y por otro lado si esos recursos millonarios en dólar provienen de aportes realizados por el señor Cáceres y si su obtención se deben a procedencias ilícitas por medio de los recursos del Estado y el presupuesto que el mismo manejó atraves del Cuerpo de Ayudantes, lo que implica sospecha de corrupción administrativa.

De ser cierto nos encontramos ante un concurso de infracciones que van desde la prevaricación, asociación de malhechores, coalición de funcionarios, complicidad, coautoria, lavado de activo entre otras infracciones que acarrean penas de hasta veinte años de prisión y la prohibición para ejercer cargos públicos.

Por otro lado también movería al Estado a regular el comportamiento y manejo de las iglesias que administran fondos de sus miembros, reciben ayudas del Estado, particulares y agencias internacionales que a decir verdad son fondos manejados donde la transparencia suele dar pasos a conjeturas y cuestionamientos que dejan mucho que desear.

Hoy muchos se preguntan que sería mejor, hacer de forma lícita una profesión, crear una empresa o comercializar con la Fe.

También mueve a preocupación el hecho de que Jesús núnca pidió diezmo, ni acaparó recursos, mientras qué hay Iglesias que sostienen que la Biblia como campo de enseñanza de Dios no obliga ni prevé el diezmo, sin embargo otras que sus pastores y pastoras exhiben una vida muy ostentosa como la Pastora Guzmán, las cuales se resisten a no cobrar el diezmo por que es mandato de Dios. 


Por Leandro Ortiz de la Rosa abogado y periodista

Related

Opinión 4600663908664072310

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon


PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item