REFLEXIÓN: YA VIENE LA LIBERACIÓN.


POR: PASTOR SIMÓN SANCHEZ RAMIREZ

Dios nos creo para que fuéramos personas libres y viviéramos vidas con sentido; disfrutando de las cosas creadas y evitando que las cosas nos poseyeran.

 Pero al trascurrir el tiempo aparecieron nuevos sistemas que han conducido al ser humano a vivir vidas agobiantes; lo que desato en su interior un deseo enfermizo y egoísta de poseer todo; y conseguir sus deseos sin importar a quien dañamos; pisoteamos o maltratamos. Olvidando que estas cosas nos esclavizan y nos hemos convertido en esclavos de nuestras deseos o necesidades. 

Y vivimos en la prisión de esta expresión: “ si hago o alcanzo aquello seré feliz”. Por eso hoy; existen muchos esclavos, los hay porque otros con mas poder lo esclaviza; otros son esclavos de sus pensamientos y deseos; mas otros se hacen esclavos de los vicios, del pasado; de los recuerdos, conformándose con las palabras yo hacia o yo hice; y finalmente están los esclavos del trabajo o los trabajólicos anónimos. 

En la biblia se narra la historia del pueblo de Israel que fue esclavizado por los egipcios por mas de 400 años; durante ese tiempo Israel sufrió muchísimo; como esclavos se adaptaron al sistema impuesto por los egipcios; su esclavitud ya no era solo física; sino que su mente fue cautiva; al punto que adoraron otros dioses, se volvieron adictos al trabajo, anhelaban los placeres de sus esclavizantes; y se distanciaron de su Dios y su familia ya no eran el lugar mas anhelado donde querían volver; por que tenían que trabajar y hacer horas extras para cumplir las exigencias del señor Faraón. 

Lo que representa el mundo actual; alcanza tus sueños sin importar el costo. 

Hoy en pleno siglo XXI; vamos por el mismo sendero que los egipcios y el pueblo de Israel cuando era esclavo; siendo esclavos de: la idolatría o creencias politeístas, de la egolatría, de la adicción al trabajo, de la apariencia; y el deseo tener y acumular cosas materiales; y en esa agonía cometemos los mismos fallos y el mismo pecado que Israel; abandonamos a Dios; haciendo nuestros propios dioses y poco a poco se va destruyendo la familia; producto de la ausencia de los padres. 

Y en medio de la crisis que vivía Israel y de igual forma en nuestra crisis; Dios como fiel y amante creador aprovecha cada momento difícil por la pasamos estemos pasando para reorientarnos y traernos de vuelta al plan original. 

Es por eso que Dios en su misericordia escucho el clamor del pueblo de Israel cuando gemía y lloraba por su condición; y en el capitulo 12 del libro de Éxodo encontramos lo que Dios hizo para devolverle la libertad al pueblo que estaba cautivo. 

De esta historia encontramos los principios que Moisés le enseño al pueblo Israelita que le devolvería su libertad; si ellos obedecían y hacían conforme Dios le había dicho. 

Cabe resaltar que Israel fue el primer pueblo que registra la historia bíblica y la historia de la humanidad que experimento la cuarentena donde los miembros de cada familia tenia estar en casa aquella noche. “Yo pasare aquella noche por la tierra de Egipto” (12:12ª); este acontecimiento tuvo lugar en el mes de Nisán-(marzo -abril). 

Muy parecido al inicio de la cuarentena de Muchos países en el caribe y Latinoamérica. 

Los principios que Dios ordeno a Moisés que permitiría que los Israelitas y cualquiera que lo aceptare recibirían la verdadera libertad fueron. 

1.Colocar la sangre del cordero inmolado en sus casas y en sus dinteles; este cordero representaba a Cristo Jesús que inmolado en la cruz por nuestros pecados para liberarnos de su esclavitud. Si desea ser libre necesita poner a Jesús como centro de tu vida y familia.(vers 4; 5 y 12). 

2. Los padres tenían que retomar su rol y su responsabilidad en seno de la familia; habitar juntos en el mismo techo, compartir con ella, dialogar y generar el ambiente de seguridad y paz que se ha perdido en el seno familiar. (Ver 3 )

 3. Tener tiempo de calidad con la familia y rechazar cualquier cosa que pueda dañar o herir al hogar; tales como el orgullo, el ego, la ambición y el egoísmo. (Ver 8 y 19 ) “ no se halle cosa leudada o levadura” 

4. Practicar los valores de amor, responsabilidad y la solidaridad con los demás. (Ver 4) 

5. La familia es único lugar que puede brindar seguridad a sus miembros, solo si estos están casa. La sangre de Cristo en los dinteles y puertas ( mente y corazón); es el escudo protector del ángel de la muerte. (Ver 12- 13). 

6. Las crisis bien canalizada fortalece los vínculos familiares y nos ayuda a establecer las prioridades: Dios, la familia y el trabajo. 

Seguir estos principios en la presente crisis que enfrentamos nos libera y cambiara la forma de pensar en la cual hemos sido esclavo por tantos años. 

Y enteremos que con una vida bien organizada tenemos tiempo para honrar a Dios, tener tiempo con la familia y que no necesitamos mas de 6 a 8 horas para realizar nuestro trabajo diario. 

También comprendemos que el mundo no se ha acabado al no poder trabajar muchas horas fuera de casa y sobre todo que Dios sigue proveyendo para las necesidades. Si el hijo os libertare; seréis verdaderamente libres.

Related

Opinión 6562822839091150128

Publicar un comentarioDefault Comments

emo-but-icon

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Traductor de google

Siguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

PUBLICIDAD

Páginas vistas en total

LAS MAS LEIDAS

item